El CCFN le recomienda a México y a Japón que rechace los intentos de la UE por confiscar los nombres genéricos de vinos y alimentos.

diciembre 1st, 2017

mexico and japan

En dos trámites extensos y separados, el CCFN hizo recomendaciones en octubre a los gobiernos de Japón y México con respecto a los tratados pendientes de cada nación con la UE sobre las listas de IG pendientes de que se les otorgue protección como parte de las negociaciones comerciales. El CCFN insistió a México y Japón que protejan los intereses de sus consumidores y productores y que eliminen varios nombres genéricos de las listas de IG para mantener un mercado competitivo. El CCFN solicitó aclaraciones sobre cómo quedarán protegidos algunos términos dentro del tratado de la UE con ambas naciones a fin de salvaguardar el nombre común del alimento.

La UE está procurando la propiedad exclusiva de nombres comunes como “feta”, “asiago” y “gorgonzola” tanto en México como en Japón. Los términos comunes como “mozzarella” y “bologna” también se encuentran en riesgo potencial si no se especifica que solamente están protegidos cuando se usan como parte de un término compuesto como “Mortadella Bologna”. De hecho, el CCFN comentó que la UE solo debería tener permiso para proteger nombres legítimos de especialidades utilizados en su totalidad; por lo general serían nombres compuestos que contienen regiones geográficas como “Prosciutto Toscano”, “Mozzarella di Bufala Campana” o “Gouda Holland”. Este enfoque también podría funcionar con otras IG por medio de la protección del “Feta Griego”. Los comentarios del CCFN también apoyan los trámites realizados por el Instituto del Vino que se opone a la creación de restricciones para varios términos vinícolas y procura aclaraciones con respecto a términos específicos como “jerez”, “chablis” y “oporto”.

Las listas japonesas y mexicanas de IG suscitaron una importante preocupación en el gobierno de los Estados Unidos y entre productores y grupos de la industria en los Estados Unidos. A finales de setiembre, grupos lecheros de los Estados Unidos enviaron una carta al ministro japonés de agricultura, recordándole a Japón que respete los tratados actuales de acceso al mercado con sus socios comerciales, incluyendo a los Estados Unidos al revisar la lista de IG propuesta por la UE.

Poco después, a principios de octubre, un grupo de productores y fabricantes estadounidenses enviaron una carta al presidente Trump pidiéndole al gobierno de los Estados Unidos que le advirtiera de inmediato a Japón, México y a las naciones de Mercosur que las listas de IG que están analizando para su aprobación con la UE, o que analizarán próximamente, no deben incluir términos de bebidas y alimentos comunes como “parmesano” “vintage” y “bologna”. La carta fue firmada tanto por el CCFN, como por la Oficina de la Federación Agrícola Americana, la Asociación de productores de cerveza (Brewers Association), la Asociación de productores de comestibles (Grocery Manufacturers Association), la Asociación Internacional de Lácteos, la Cooperativa Nacional de Agricultores, la Federación Nacional de Productores de Leche, el Instituto Norteamericano de la Carne (North American Meat Institute), United Fresh, el Consejo de Exportadores de Lácteos de Estados Unidos, USA Rice y el Instituto del Vino (Wine Institute).

mike pence and taro asoEse mismo mes y después de su reunión de octubre con el Vice Primer Ministro Taro Aso, Mike Pence, Vice Presidente los Estados Unidos, lanzó un comunicado de prensa indicando que “Japón se ha comprometido a garantizar una transparencia y equidad significativas en su sistema para que sus indicaciones geográficas se mantengan de conformidad con sus procesos legales internos, incluyendo aquellos que reciben la protección por medio de tratados internacionales”.

El CCFN felicitó a México y a Japón por ofrecer protocolos de revisión y pedir comentarios sobre las listas de IG propuestas.

“Ahora los instamos para que mantengan prácticas saludables de comercio y competencia dentro de sus mercados, lo cual beneficia a sus consumidores, distribuidores y productores, y mantiene el comercio justo con sus socios comerciales”, acotó Jaime Castaneda, Director Ejecutivo del CCFN. “Si Japón y México siguen el sentido común y las normativas de comercio, entonces los nombres comunes quedarán salvaguardados de modo que todos los puedan usar”.

El CCFN ha destacado su apoyo a las IG legítimas que en verdad protegen los términos regionales particulares a lo largo del proceso en cada país. Un enfoque que cause impacto en los derechos de los demás para continuar vendiendo productos con nombres ampliamente utilizados, sería el punto cuestionable.