Actividades Actuales

ALERTA DEL CCFN

2020

2019

2018


Columna del presidente

Errico Auricchio

Nuevas fronteras en la lucha por los nombres comunes

Durante años, hemos trabajado juntos para actuar contra los intentos de la Unión Europea de restringir el uso de los nombres comunes de alimentos y cerrar los mercados extranjeros de manera injustificada. Esto exige una dedicación infatigable a la promoción de normas de comercio más justas. Nuestra ardua labor ha rendido un enorme éxito y para mí es un orgullo poder hablar sobre algunas de nuestras victorias más recientes en el boletín de este trimestre. Algunas de ellas se sitúan entre nuestros logros más destacados hasta la fecha.

De especial mención es que con su ayuda hemos alcanzado un hito más en la lucha por los nombres comunes, al conseguir en julio que más de 60 senadores firmaran una carta urgiendo al gobierno de EE. UU. a que reforzara la protección de nombres comunes de alimentos y vinos. Esta carta sienta las bases de una política más firme y coherente que proteja los nombres comunes de alimentos y vinos en todos los convenios comerciales venideros.

Otro importante triunfo a celebrar es que la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de los EE. UU. haya declarado que gruyere es un tipo genérico de queso. Esto representa un firme rechazo de los intentos de Suiza y Francia de confiscar este término y es el resultado de años de intensa labor con la ayuda de nuestros miembros y aliados.

Las nuevas fronteras traen consigo nuevos retos. Estas barreras injustificadas al comercio perjudican a la industria agropecuaria, limitan las opciones de los consumidores y ponen en peligro el empleo en este sector tan fundamental. Nuestros miembros cuentan con nosotros para crear estabilidad durante estos tiempos difíciles y asegurar que oportunidades críticas en mercados extranjeros no se desvanezcan debido a restricciones injustas sobre las IG.

Gracias por su apoyo incondicional a nuestro compromiso con la protección de los nombres comunes de alimentos. Espero con gran anticipación ver lo que lograremos en el futuro.

Errico Auricchio
Presidente del CCFN

Presidente y fundador de BelGioioso Cheese


Los nombres comunes adquieren prioridad en el Congreso

A comienzos de este año, el CCFN formó una coalición intersectorial 

de defensores de los nombres comunes de alimentos y vinos. El objetivo era la adopción de acciones dirigidas a conseguir que el Congreso urgiera a esta Administración, así como a administraciones futuras, a hacer frente a la postura agresiva y depredadora de la UE en relación a las IG con nuevas ideas e instrumentos normativos, para defender con eficacia el derecho de las empresas estadounidenses de usar los nombres comunes de alimentos y vinos.

En julio, el CCFN se aseguró una decisiva victoria, al conseguir que 61 senadores firmaran una carta dirigida al Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR) Robert Lighthizer y al Secretario de Agricultura Sonny Perdue en la que se urgía al gobierno de EE. UU. a que convirtiera la protección de nombres comunes de alimentos y vinos en un objetivo primordial en todas las conversaciones de comercio.  A la cabeza de este esfuerzo se situaron los senadores John Thune (R-SD), Debbie Stabenow (D-MI), Thom Tillis (R-NC) y Tammy Baldwin (D-WI).

Parece que el mensaje se escuchó alto y claro. En un artículo de opinión publicado en el Wall Street Journal, Lighthizer mencionó explícitamente la campaña anticomercio de la UE en relación a la IG, afirmando: “En muchos casos, la UE no emplea sus convenios de mercado para avanzar la liberalización del comercio, sino para forzar a otros países a adoptar medidas proteccionistas apenas veladas, como pueden ser las «indicaciones geográficas», que prohíben el uso en las etiquetas de términos comunes para productos alimentarios y vinícolas elaborados fuera de la UE”.

Leer Mas


Un héroe poco común: Defensores de los nombres comunes en Capitol Hill

Más de 60 senadores enviaron recientemente una carta en la que se urgía al gobierno de Estados Unidos a que reforzara las salvaguardas de los nombres comunes de alimentos, convirtiéndolas en un objetivo no negociable de todos los acuerdos de comercio en adelante. Esta carta marcó un cambio importante en la conversación nacional y en las consideraciones políticas que rodean el tema de los nombres comunes de alimentos.

Aunque todos y cada uno de los senadores que firmaron la carta son paladines de los nombres comunes, la sección Un héroe poco común del CCFN de este trimestre está dedicada a los dos senadores a la cabeza de la iniciativa: El senador John Thune (R-SD) y la senadora Debbie Stabenow (D-MI).

Leer Mas


Libro blanco del CCFN para tratar el tema de los nombres comunes en los acuerdos de comercio

Al mismo tiempo que el CCFN y sus aliados organizaban la carta en Capitol Hill, el CCFN trabajaba en el análisis jurídico y la propuesta que detallaba las medidas que EE. UU. debería tomar para sacar partido de los significativos avances conseguidos en el T-MEC, respetando las leyes estadounidenses y los precedentes sentados por otros acuerdos de comercio. El CCFN facilitó este análisis confidencial directamente al Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR).

Leer Mas


Se alcanza un hito al afirmar la USPTO el carácter genérico de gruyere

El Consejo de Procesos de Apelaciones de Marcas Comerciales de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de los EE. UU. (USPTO) ha rechazado una solicitud de Francia y Suiza para obtener una marca comercial para el término genérico «gruyere» en Estados Unidos, al fallar que este es un tipo genérico de queso. Después de una prolongada oposición, esta decisión supuso una decisiva victoria para el CCFN y una coalición de constituyentes del sector lechero de Estados Unidos.

El CCFN, en colaboración con varios de sus miembros, así como empresas no miembros que contribuyeron con su apoyo a la presentación de la oposición, dedicaron una gran cantidad de tiempo y recursos durante todo el litigio a demostrar a la USPTO que todas las queserías y sus clientes tienen derecho a seguir vendiendo gruyere en los Estados Unidos.

Leer Mas


Seguimiento del cumplimiento de los compromisos del T-MEC sobre nombres comunes

El T-MEC entró en vigor oficialmente el 1 de julio, activando sus pioneras protecciones de los nombres comunes de alimentos. Estas protecciones servirán para combatir más eficazmente los esfuerzos de la Unión Europea (UE) por acotar el uso exclusivo de los nombres comunes de alimentos y vinos en el crítico mercado mexicano.

No obstante, como el director ejecutivo del CCFN Jaime Castaneda apuntó en nuestra nota de prensa: «No queda duda de que la UE seguirá intentando minar nuestro derecho a utilizar nombres comunes de alimentos y vinos, tanto en México como en el resto del mundo, y el gobierno de Estados Unidos debe estar preparado para no solo hacer cumplir los compromisos adquiridos mediante el T-MEC, sino también para presionar por la inclusión de protecciones aún más estrictas en todas las negociaciones futuras».

Leer Mas


El CCFN reacciona rápidamente al mandato de MERCOSUR

El CCFN supo a principios de verano que todos los usuarios actuales de algunos nombres comunes identificados en el Acuerdo de libre comercio Mercosur-Unión Europea tendrían que presentar pruebas de uso en el mercado antes de finales de junio para conservar sus derechos. Esto es a pesar de que la UE y MERCOSUR todavía no se han comprometido a cumplir los términos del tratado mediante su formalización.

Esta es la última voz de alarma de que el acuerdo de libre comercio entre la UE y MERCOSUR se implementará sin total transparencia, con el potencial de perjudicar gravemente a aquellos que utilizan nombres comunes en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Leer Mas


Oportunidad para un nuevo precedente al comienzo de las negociaciones entre Estados Unidos y Kenia

Las negociaciones de libre comercio entre EE. UU. y Kenia se iniciaron oficialmente el 7 de julio. Con anterioridad, el CCFN presentó comentarios ante el Representante de Comercio de EE. UU. urgiendo al gobierno a que aprovechara la oportunidad que presentan estas negociaciones para continuar los avances conseguidos en el T-MEC y contener el abuso que la UE hace de las indicaciones geográficas (IG) para levantar barreras al acceso a los mercados. Como seguimiento a estos comentarios, el CCFN ha celebrado reuniones virtuales con el USTR y otros funcionarios del gobierno para tratar la necesidad crítica de incluir disposiciones sobre nombres comunes en el convenio final con Kenia, ya que un acuerdo satisfactorio serviría de base a las negociaciones futuras con otros socios comerciales en el África subsahariana y otras regiones.


Nuestra oposición a las amenazas contra los nombres comunes

El CCFN está avanzando a pasos agigantados, pero el fundamento de su labor sigue siendo la lucha diaria contra las amenazas a los nombres comunes. El CCFN estudia solicitudes de marcas comerciales potencialmente problemáticas e invierte en oposiciones jurídicas cuando el caso lo amerita. A continuación se detallan algunas de las peticiones más recientes del CCFN.

  • Singapur: El CCFN presentó una solicitud para que el registro de la IG Parmigiano Reggiano no impida el uso del término genérico
  • Emiratos Árabes Unidos: Se presentó una oposición a la solicitud de marca comercial para gorgonzola.
  • Turquía: Se presentó una oposición a una marca comercial que podría perjudicar el uso de los nombres comunes mozzarella y mortadella por parte de los miembros del CCFN.

Otras noticias mundiales sobre indicaciones geográficas…

Llamamientos para proteger queso bloquean acuerdo

El Acuerdo Económico y Comercial Global entre la Unión Europea y Canadá está en suspenso después de que Chipre votara en su contra al no contener suficientes protecciones para el queso halloumi. A pesar de años de esfuerzos por parte de los chipriotas, la UE no ha reconocido al halloumi como una denominación de origen protegida (D.O.P.). De hecho, incluso dentro de Chipre hay desacuerdo sobre si este queso debe recibir o no la etiqueta de D.O.P. Un artículo de opinión en Cyprus Mail afirma que «han surgido profundas divisiones entre los chipriotas griegos, cuyos productores lecheros y criadores de ganado han objetado a las especificaciones de D.O.P. presentadas, que estipulan que el 50 por ciento de la leche empleada en este queso debe provenir de ovejas o cabras. Argumentan que esto rebajaría a la mitad la producción de este sector de 200 millones de euros». En un giro sorprendente, POLITICO aduce que parte del problema se debe a que la Comisión Europea usa «el halloumi como arma política […] para presionar por la reunificación de la isla». Ahora resulta que la motivación de las protecciones que otorga la Comisión Europea no es siempre proteger un producto único, sino que a veces también son un instrumento político muy conveniente.

Italia hace explotar la burbuja de Nosecco

El Consorzio Di Tutela Della Denominazione Di Origine Controllata Prosecco ha rechazado firmemente la astuta artimaña de un fabricante francés de espumoso sin alcohol. El Consorzio presentó su oposición al nombre Nosecco y prevaleció con la idea de que constituía una vulneración de las protecciones otorgadas al prosecco y que el juego de palabras podría ser engañoso para los consumidores. Según World Trademark Review, «todavía queda por ver si [el fabricante] retirará y dejará de usar y vender el Nosecco en el Reino Unido después de esta decisión relacionada con el registro o si el Consorzio necesitará tomar nuevas medidas». Se podría decir que el Consorzio puede abrir el Nosecco para celebrarlo, pero que la broma podría quedarse sin gas. 

Opositores británicos contra los productos estadounidenses

Una cita de un artículo de Jean Blaylock en el Byline Times ha disparado la alerta por su animadversión mal dirigida hacia un acuerdo de comercio entre Estados Unidos y el Reino Unido por motivo de los nombres comunes. Blaylock afirma que las IG protegidas «pueden ser realmente importantes para las economías locales y el pequeño comercio porque permiten aprovechar al máximo tradiciones culinarias distintivas. También garantizan la calidad de los productos que se venden con estos nombres icónicos. El acuerdo de comercio con EE. UU. pretende barrer con todo esto para que empresas transnacionales puedan vendernos sucedáneos de fabricación masiva procedentes de cualquier parte del mundo». Es importante que los defensores británicos que abogan por IG estrictas recuerden que los inmigrantes europeos llevaron estas tradiciones culinarias a todo el mundo a lo largo de cientos de años. Los fabricantes que elaboran estos quesos o productos cárnicos en la actualidad —en el mercado estadounidense y en otros mercados— tienen el mismo derecho a usar los nombres comunes europeos de alimentos que han pasado de generación en generación. Además es importante señalar que hasta el momento Estados Unidos no ha tenido ningún problema con las IG del Reino Unido y que la ira transatlántica se ha debido en su mayor parte a vulneraciones en el uso de nombres comunes de alimentos por parte de estados miembros de la UE.


Boletines de archivos

2017

2016

2015

2014