Actividades Actuales

ALERTA DEL CCFN

2019

2018


Columna del presidente

Errico Auricchio

Estamos orgullosos de haber puesto frenos

CCFN celebró el mes pasado una reunión muy productiva del grupo de trabajo para escuchar las opiniones de nuestros miembros sobre nuestra dirección y prioridades para el futuro. Muchas gracias a los miembros que participaron en la llamada; si no pudo asistir pero quiere comunicarnos sus opiniones, no dude en ponerse en contacto conmigo o con el personal del CCFN. Aunque ahora no voy a entrar en detalles, la esencia de la conversación fue que el CCFN deberá seguir oponiéndose vigorosamente a los esfuerzos de la Unión Europea por extralimitar y abusar de las indicaciones geográficas. Estamos examinando diversos enfoques para seguir manteniendo la presión y proteger los nombres comunes de alimentos, al tiempo que defendemos políticas racionales para las IG legítimas.

Uno de los mejores momentos de la reunión fue la intervención de nuestra invitada Amy Cotton, consejera principal de la Oficina de Patentes y Marcas Comerciales de los Estados Unidos (USPTO). La Sra. Cotton explicó que gracias al CCFN y a sus miembros hay una enorme diferencia en términos de concienciación y diálogo si se compara con 10 o 15 años atrás. La Sra. Cotton afirmó que hoy en día las conversaciones sobre las IG y los nombres comunes en relación a la forma en que los sistemas deberían funcionar son «profundas, amplias y matizadas».

«Gracias a las actividades del CCFN, hemos puesto una gran cantidad de frenos en todo el mundo en respuesta a la presión de la UE por conseguir que se adopten sus nombres» —afirmó—. «Es mucho mejor que donde nos encontrábamos hace solo cinco años. Ahora se entiende que el sistema de la UE no es el patrón oro y que es bastante proteccionista y problemático en lo que al comercio se refiere. Ahora los gobiernos se lo piensan dos veces. … Hemos avanzado enormemente y debemos seguir esforzándonos».

Aún queda mucho por hacer y su asistencia y apoyo están consiguiendo que CCFN sea más eficaz que nunca. Estoy seguro de que en 2019 podremos poner algunos frenos más, al tiempo que preparamos el terreno para unas mejores políticas de IG, para que ustedes puedan competir en igualdad de condiciones en todo el mundo con nombres genéricos.

Errico Auricchio
Presidente

 


cows

El sector lácteo de Estados Unidos se enfrenta a unas pérdidas de miles de millones de dólares si proliferan los planes de la UE sobre las IG

El sector lácteo de Estados Unidos —y la economía del país en general— sufrirían unas pérdidas de entre 9.500 y 20 mil millones de dólares si la Unión Europea consigue ampliar las restricciones en el uso de términos genéricos como parmesano, asiago, feta y otros, según un estudio llevado a cabo por Agribusiness Consulting, por encargo del CCFN y el Consejo de Exportación de Lácteos de EE. UU. Leer Mas



grocery

Los nombres comunes y fabricantes de fuera de la Unión Europea vuelven a brillar en los premios mundiales del queso

Una vez más, fabricantes de queso de todo el mundo —muchos de ellos con quesos con nombres comunes— demostraron la calidad de sus productos en el certamen World Cheese Awards, una de las competiciones alimentarias anuales más prestigiosas, a la que concurrieron 3.500 quesos de los cinco continentes, y que se celebró en noviembre en Bergen, Noruega.

Entre los primeros puestos estuvo el premio al mejor cheddar de solera que se llevó una quesería de Wisconsin, Deer Creek Cheese. Otro de los ganadores fue el mascarpone de Lancewood Cheese Holdings en Sudáfrica. También se llevaron premios un raclette de Noruega, un ricotta de California y un brie de Sudáfrica. El Consejo de Exportación de Lácteos de EE. UU. observó que las queserías de este país ganaron 89 medallas, ocho súper oros, 25 oros, 24 platas y 32 bronces. De hecho, los quesos de Estados Unidos se sitúan en el tercer puesto por número de medallas obtenidas desde 2011, solo superados por España y el Reino Unido, y por delante de países tan queseros como Francia e Italia.


wipoColaboración con grupos de comercio y propiedad intelectual de todo el mundo

El director ejecutivo del CCFN Jaime Castaneda viajó a Ginebra en diciembre para reunirse con representantes de varios grupos de gran influencia en política internacional sobre temas de comercio y propiedad intelectual, incluida la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), y con representantes europeos para el Representante de Comercio de EE. UU. y el Departamento de Agricultura y la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de los EE. UU. El CCFN se comunica asiduamente con estas organizaciones para reiterar la necesidad de incluir los nombres comunes en las conversaciones y conferencias concernientes a las indicaciones geográficas.

El CCFN enfatizó los puntos de la carta dirigida al director general de la OMPI Francis Gurry, quien respondió que tomaba nota de los argumentos del CCFN y que se tendrían en cuenta en los continuos esfuerzos de la OMPI por garantizar que las actividades pertinentes a las indicaciones geográficas y otras señas distintivas reflejen íntegramente el punto de vista de todos los interesados relevantes. Añadió que la oficina internacional se compromete a adoptar un enfoque equilibrado hacia este tema y a todos los aspectos de la política de propiedad intelectual, al tiempo que se reservan para los estados miembros sus propias decisiones soberanas.

Además de ello, el CCFN participó en la duodécima edición anual de la mesa redonda de agregados para tratar el tema de la propiedad intelectual, IP Attaché Roundtable, que se celebró en Estados Unidos en diciembre de 2018. El programa supuso una oportunidad para intercambiar opiniones con los agregados de propiedad intelectual de Estados Unidos sobre las últimas tendencias y retos en el campo de la protección y observancia de la propiedad intelectual en las distintas regiones del mundo.


us-euSe sientan las bases de las IG para las posibles negociaciones de comercio entre los EE. UU. y la UE

Mientras los Estados Unidos consideran sus objetivos para las negociaciones de un posible acuerdo de comercio con la Unión Europea, el CCFN presentó sus comentarios en diciembre ante la Oficina del Representante de Comercio de los EE. UU. (USTR) para advertir a la Administración de la problemática agenda de la UE en lo que a las indicaciones geográficas (IG) se refiere.

Entre otros factores, el CCFN destacó el registro ilegítimo de «danbo» como IG por parte de la Unión Europea, a pesar de que «danbo», «havarti» y otros vocablos están designados como genéricos en el Codex Alimentarius internacional. Los comentarios también urgían a la USTR a que conservara el lenguaje contundente de su informe de comercio Especial 301 de 2018 y que actuara para abordar dichas inquietudes: «La UE presiona a sus socios comerciales para evitar que los fabricantes fuera de ciertas regiones europeas utilicen nombres de productos tales como fontina, gorgonzola, asiago o feta, aunque se trate de nombres comunes para dichos productos y a pesar de que ya se elaboran en diversos países de todo el mundo. En la UE y otros mercados que han adoptado su sistema de IG, los fabricantes y comerciantes estadounidenses quedan excluidos de estos mercados o se ven restringidos de algún otro modo».

El CCFN advirtió a la USTR que debe rechazar cualquier intento por parte de la UE de emplear un enfoque hacia las IG que vaya en contra de las metas de la Administración de eliminar los impedimentos injustificados al sector manufacturero de los Estados Unidos. De hecho, lo más conveniente sería sostener conversaciones separadas para tratar el tema de las IG y los nombres comunes y abordar «este asunto complejo y plagado de dificultades», en palabras del CCFN; estas conversaciones podrían tratar la gran variedad de problemas que la política de IG de la UE ha generado tanto en el mercado de EE. UU. como en sus mercados de exportación de todo el mundo.


Además…

Nuestra oposición a las amenazas contra los nombres comunes

  • Argentina – El CCFN presentó su oposición a una solicitud de marca registrada por parte de una empresa local que contenía el nombre genérico «edam».
  • trademark-stampChina: El CCFN presentó argumentos en contra en los trámites de cancelación de dos registros existentes de marcas comerciales para asiago, así como su oposición a una marca registrada local que contenía «cheddar» y dos marcas «emmentaler» del Consorcio Suizo.
  • Colombia: «Chorizo» sigue siendo un nombre común en Colombia, gracias a la oposición presentada por el CCFN contra cuatro solicitudes de marca comercial para este término. La oficina de marcas registradas de Colombia confirmó que el término chorizo es un nombre común que puede utilizar todo el mundo.
  • India: Feta sigue siendo un nombre genérico en la India, gracias a la oposición del CCFN a la marca registrada; la oficina de marcas registradas declara nula la solicitud de marca registrada que incluía el nombre «feta», al no responder el solicitante a tiempo a la oposición del CCFN.
  • Emiratos Árabes Unidos: El CCFN presentó su oposición a una solicitud de marca registrada que contenía el nombre genérico «mozzarella».

meeting-handsCCFN presenta comentarios sobre las políticas de IG de Brasil y Rusia

A medida que los distintos países fijan su política sobre indicaciones geográficas (IG), el CCFN aprovecha los períodos de comentarios sobre dichas normativas para aclarar que los términos genéricos deben preservarse junto con las protecciones de las IG. Hace poco el CCFN presentó comentarios al gobierno de Brasil sobre la normativa que regula este tipo de registros y que establecerá las condiciones del registro de IG en este país. El CCFN también elaboró comentarios sobre el proyecto de ley de IG ruso. En los dos casos, el CCFN hizo hincapié en la necesidad de incorporar a la legislación la posibilidad de presentar comentarios públicos y oponerse a los términos propuestos, además de proteger los términos genéricos.


Darmanto Setyawan

Un héroe poco común

Darmanto Setyawan, director de Dairy Manufacturing, Asia Sudoriental, Greenfields Indonesia

Greenfields Indonesia se fundó en 1997, en respuesta a la creciente demanda en el sudeste de Asia por productos lácteos frescos elaborados localmente. El corazón de la compañía es una actividad ganadera en Java compuesta de 10.000 vacas lecheras Holstein y Jersey. Esta planta lechera elabora leche pasteurizada, leche UHT, crema para batir UHT y queso fresco (mozzarella, ricotta y camembert). Greenfields inauguró a principios de 2017 su segunda planta lechera y lanzó un yogurt batido al mercado de Indonesia.

«A los siete meses nos habíamos convertido en el líder del mercado del yogurt. Seguimos de cerca las preferencias de los consumidores y creamos yogures de calidad que responden a la demanda» —explica Darmanto Setyawan—. «Nuestro equipo diseñó una fábrica eficiente y ecológica».

Darmanto, que lleva más de 15 años trabajando para la empresa, está orgulloso de la gran calidad de los productos de Greenfields. Tiene a su cargo al equipo de elaboración de Greenfields, con especial énfasis en el desarrollo de trabajadores especializados para trabajar con la tecnología más avanzada.

«Nos hemos convertido en los líderes del mercado de la leche pasteurizada en Indonesia gracias a la homogeneidad de la calidad y la fiabilidad en la distribución de productos a los sectores de la venta al detalle y el servicio de comidas» —afirma—. «La gran calidad de nuestra leche nos permite elaborar otros productos lácteos que solo estaban disponibles mediante importación a precios altos o que únicamente podían fabricarse con leche recombinada».

Además de abastecer el mercado nacional, Greenfields exporta una importante porción de sus productos elaborados para su venta en Singapur, Brunei, Malasia, Hong Kong y Filipinas.

La línea de productos de Greenfields incluye varios productos con nombres genéricos, como pueden ser mozzarella, camembert y ricotta. Darmanto piensa que la posibilidad de que la Unión Europea pueda hacerse con el control de este tipo de nombres comunes supone una competencia desleal que podría dar marcha atrás al tremendo progreso que ha conseguido esta joven empresa.

«Nosotros dependemos de los nombres comunes de productos lácteos con los que nuestros consumidores y los de Asia Sudoriental ya están familiarizados» —afirma—. «Sería muy difícil y costoso vender nuestros productos al consumidor si no podemos usar los nombres comunes».

«Ya nos enfrentamos a la posibilidad de que el acuerdo de libre comercio entre Indonesia y Australia y la UE elimine o reduzca las barreras a la importación, incluyendo aranceles, lo que nos traería más competencia» —añade—. «Por eso para nosotros es tan importante concentrarnos en la homogeneidad de la calidad en el mercado que abastecemos de leche fresca, y ni la distancia ni los plazos de comercialización afectarán la calidad ni el costo de distribución».

Darmanto entiende que parte del comercio leal es competir en calidad. Pero que de repente se pierda el derecho a usar los términos genéricos que aparecen en las etiquetas, después de haber creado mercados para esos productos con millones de consumidores nuevos, es harina de otro costal.

«Esto implicaría costos más altos y competencia desleal. Todo el mundo tiene que tener derecho a utilizar estos nombres comunes» —afirma.


Boletines de archivos

2017

2016

2015

2014