El sector lácteo de Estados Unidos se enfrenta a unas pérdidas de miles de millones de dólares si proliferan los planes de la UE sobre las IG

marzo 13th, 2019

El sector lácteo de Estados Unidos —y la economía del país en general— sufrirían unas pérdidas de entre 9.500 y 20 mil millones de dólares si la Unión Europea consigue ampliar las restricciones en el uso de términos genéricos como parmesano, asiago, feta y otros, según un estudio llevado a cabo por Agribusiness Consulting, por encargo del CCFN y el Consejo de Exportación de Lácteos de EE. UU. El estudio, que ofrece información muy oportuna a la luz de las negociaciones de comercio entre los Estados Unidos y la Unión Europea, examina el posible impacto que la agresiva agenda sobre indicaciones geográficas (IG) de esta última podría tener en una amplia variedad de quesos y mercados estadounidenses.

Apoderarse de los nombres comunes que los comerciantes de Estados Unidos vienen empleando durante generaciones confundiría y alienaría a los consumidores nacionales e internacionales, lo que repercutiría en una rotunda caída en la demanda de quesos estadounidenses. Los precios descenderían en un 14%, mientras que el consumo de quesos elaborados en los Estados Unidos caería en una cantidad que podría oscilar entre los 140 y los 370 millones de kilos en los tres primeros años. Mientras tanto, las importaciones de quesos de la UE subirían en un 13%, lo que exacerbaría el déficit de comercio de 1.400 millones de dólares que ya existe entre Estados Unidos y la Unión Europea. El impacto de las restricciones de las IG también podrían repercutir gravemente en el sector lechero en general, debido a la caída en picado de los precios de la leche y los cambios en la demanda, además de en la economía del país en su conjunto. El estudio de Informa revela que entre 108.000 y 223.000 puestos de trabajo se verían en peligro, mientras que el PIB caería entre 12 y 25 mil millones de dólares en un plazo de tres años.

«La amenaza es seria y no deja de crecer; la UE ha dejado muy claras sus intenciones y el ámbito de sus restricciones en las IG no deja de aumentar» —afirma el director ejecutivo del CCFN, Jaime Castaneda—. «Ya hemos observado que algunos grupos europeos intentan apoderarse del uso de nombres concretos en el mercado estadounidense, como pueden ser parmigiano, asiago, romano y gruyere. A esto se une que en algunos de los principales mercados de exportación, la UE abusa las políticas de IG para desmantelar la competencia y erigir barreras al comercio».

En su testimonio esta semana ante la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos, Castaneda urgió a la Administración a que fuera firme y persistente a la hora de proteger las oportunidades de acceso al mercado de la agricultura estadounidense en lo que respecta a este tema, como lo ha sido la UE en su lucha por imponer restricciones relacionadas con las IG en el mercado. «Este estudio supone una clara advertencia para que los negociadores estadounidenses se mantengan firmes y no cedan ante las extensas demandas de la UE sobre la protección de las IG que sobrepasan los límites del comercio leal» —dice Castaneda—. «Solo la colaboración entre la administración de los Estados Unidos y los sectores afectados podrá detener los esfuerzos cada vez más agresivos de la UE y garantizar que otros países se resistan a sus presiones».

Además de evaluar el impacto que tendría la prohibición del uso de los términos que están siendo atacados por la UE, el estudio analiza el efecto de la aprobación subsiguiente del estatus de IG para quesos tan populares como el provolone y la mozzarella. La UE no ha dado garantías claras de que en el futuro no intentará limitar el uso de otros términos y sus IG siguen proliferando. El estudio indica que en ese caso los daños serían aún mayores, alcanzando un cifra acumulada de 71.800 millones de dólares en pérdidas en los ingresos agrícolas en el plazo de 10 años.

Aquí, en la página web del CCFN, puede encontrarse el estudio en su integridad. En esta misma página se encuentra el testimonio escrito y oral del CCFN ante el Representante de Comercio de Estados Unidos en la sección de noticias.