El T-MEC abre una nueva vía con una mejor política de IG

noviembre 27th, 2018

Los fabricantes de productos con nombres genéricos en Norteamérica elogiaron al gobierno de Estados Unidos por el lenguaje crucial del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), en lo que respecta a la política sobre indicaciones geográficas (IG) y la protección de los nombres comunes de alimentos.

“El T-MEC marca un cambio radical en la política de IG, al reconocer que defender los términos genéricos arraigados en el mercado tiene tanta importancia como proteger productos distintivos mediante las IG” —afirma el director ejecutivo del CCFN, Jaime Castaneda—. “La administración estadounidense demostró un importante liderazgo al negociar algunos conceptos clave para una política de IG eficaz, que benefician a los consumidores y fabricantes en toda Norteamérica y que el CCFN lleva tiempo promoviendo en colaboración con el gobierno. Entre otros, estos incluyen compromisos sobre transparencia y la posibilidad de que los interesados puedan objetar cuando una IG pendiente infrinja su derecho a utilizar términos genéricos”.

El T-MEC supone la primera vez que Estados Unidos ha incluido cláusulas que protegen los derechos de los usuarios de nombres genéricos dentro de un tratado de comercio, uno de los objetivos de la labor del CCFN a lo largo de los años. El acuerdo establece una lista limitada con los nombres de queso más comunes que en adelante México no podrá limitar, entre otros mozzarella, cheddar y provolone. Además, Canadá y México adoptarán nuevos parámetros de IG que harán que sea más difícil que otros países registren IG nuevas para nombres de alimentos comunes y los usuarios de nombres comunes podrán presentar objeciones a solicitudes de IG que podrían monopolizar el uso de términos genéricos.

“Estas cláusulas explícitas para proteger los términos genéricos son esenciales,” —explica el presidente del consejo del CCFN y presidente de BelGioioso Cheese, Errico Auricchio”— “ya que la UE sigue intentando cambiar los límites que permiten el uso de los nombres de quesos, vinos y otros productos, al pretender abusar las políticas sobre IG y monopolizar los nombres y términos comunes”.

Al tiempo que felicita al gobierno de Estados Unidos por su papel en la protección de los términos genéricos, el CCFN muestra su insatisfacción con el gobierno mexicano por haber sucumbido a las presiones de la Unión Europea para que abandonara el uso de nombres comunes ampliamente utilizados dentro del tratado de libre comercio entre México y la UE, lo cual demuestra que al CCFN todavía le queda mucho que hacer en la región.

“La confiscación de estos términos genéricos afecta al comercio y a las relaciones comerciales existentes, y ni siquiera beneficia a los minoristas, fabricantes y consumidores de México” —afirma Castaneda—. “Continuaremos trabajando con el gobierno de Estados Unidos y otros para asegurar que el comercio actual con México se vea afectado en la menor medida posible”.