La protección de los nombres comunes en mercados internacionales clave

septiembre 4th, 2019

Como ya anticipamos, el 2019 sigue siendo un año muy ajetreado para el CCFN en la defensa y la divulgación de los asuntos relacionados con los nombres genéricos. Este año, el CCFN ha presentado 13 nuevos escritos de oposición con el fin de preservar nombres comunes, muchos de los cuales aún están pendientes. A continuación se detalla parte de la labor que se ha llevado a cabo este año.

En Estados Unidos:

  • Gruyere: La audiencia de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de los EE. UU. (USPTO) en la que examinó la solicitud suiza de marca registrada para «gruyere» tuvo lugar en junio; la decisión se espera en septiembre. El CCFN ha estado a la cabeza de la oposición a esta marca registrada durante los últimos tres años, dado su extenso uso como nombre común dentro de Estados Unidos y la preocupación despertada por su posible aprobación.
  • También estuvimos en comunicación con el Congreso y la Administración en lo que concierne a las audiencias de la Cámara de Representantes y el Senado para tratar el tema de las indicaciones geográficas. En dichas audiencias, el representante de comercio Robert Lighthizer defendió los componentes relacionados con las IG del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC). Los delegados del CCFN también se reunieron con las oficinas del Comité Financiero de Comercio del Senado y con sus representantes, así como con representantes del Comité de Agricultura de la Cámara para hablar de la necesidad de que el Congreso ponga un mayor énfasis en las IG, lo cual podría incluir la celebración de una audiencia.

En Asia:

  • El CCFN presentó comentarios sobre la medida de protección de productos extranjeros con IG de China, para subrayar la importancia de que se protejan los nombres comunes a medida que se registran nuevas IG. También presentamos argumentos suplementarios como continuación a nuestra oposición a marcas registradas que incluyeran los nombres «cheddar» y «emmental«, así como a solicitudes que pudieran impactar el uso del nombre «bologna«. El CCFN también respondió a una invitación del gobierno chino para que mediara en sus conversaciones con la UE sobre varias de sus solicitudes de IG pendientes, aunque la UE rechazó esta propuesta. 
  • Vietnam, como resultado de la labor del CCFN en contra de las solicitudes locales de marcas registradas, se incluyeron avisos en las mismas para que no se monopolizaran nombres genéricos como «cheddar» y «mozzarella«.
  • En Taiwán-Hong Kong: El CCFN presentó comentarios a través de la Asociación Internacional de Marcas (INTA) para informar del diálogo sobre las IG en el acuerdo de libre comercio entre Taiwán-Hong Kong y la UE.

En Latinoamérica, el CCFN realiza una labor jurídica para proteger nombres tales como parmesano, cheddar, edam, asiago y gorgonzola, mediante la cual se opone a solicitudes de marca registrada excesivamente amplias, así como a las iniciativas de la UE y de grupos del sector italiano para confiscar términos a través del sistema de marcas registradas de la nación. Por ejemplo:

  • En Argentina, este año el CCFN protegió el nombre «edam» mediante su oposición a una solicitud de marca registrada de una empresa local.
  • En Brasil, el CCFN observa el curso de una solicitud de marca registrada de una empresa local para asegurar que el nombre genérico «cheddar» no se vea amenazado.
  • En México, avanzan los nueve amparos constitucionales que el CCFN presentó en 2018 en referencia a la falta de garantías sustantivas por parte de la Secretaría de Economía de México en lo que respecta a ciertas indicaciones geográficas. Hasta la fecha, los tribunales solo han rechazado un amparo. El proceso continúa y el CCFN espera una resolución final.

De igual forma, durante este año en Australia, Nueva Zelanda, Rusia y Sudáfrica:

  • El CCFN presentó varios escritos de oposición para proteger los nombres asiago, gorgonzola, provolone, parmesano, mozzarella, cheddar, feta y otros nombres genéricos de quesos, además de colaborar en propuestas como parte de las negociaciones comerciales entre estos países y la Unión Europea, y recomendar avisos en las solicitudes de marcas registradas para conservar los nombres genéricos.